El día de, el otro día más largo

Hola.

Esta debería ser la última entrada del blog y por tanto la primera que se ve en la web. Por sí es la primera vez que entras aquí, te cuento.

Esto es un diario de mi viaje a Vancouver, ni más ni menos. Desde el día que salí de mi casa hasta el día en que llegué.

Lo que voy a hacer ahora es poner todas las entradas ordenadas cronológicamente. Después comienza la entrada del último día.

El día más largo

El día de la música

La coda del día de la música

El día del día de la luz

El día del freno

El día de escuela

El día de All together count twenty three

El día de mucho escupir

El día de la cortina

La noche de Burton

El día de Matt

El día del Brunch

El día de si tu me dices ven… lo borro todo

La noche de la música y Youtube

El día de BC Lions

El día de haz eso

El día cualquiera

El día colorado

El día de graduación

El día de Don Limpio

El día de Raincouver

El día de la no cultura

El día que volvió Leyre

El día de pencar

El día de andar y andar

El día de los 3 días

El día del dolor de cuello

El día de flotar

El día de las despedidas

El día empieza temprano, sobre las 6, me doy cuenta de que será la última vez que mire el techo de esta habitación. Hoy es un día de muchas últimas veces.

Jorge se despierta y se pone con sus cosas, cuando va a marcharse al trabajo nos damos un abrazo, no decimos nada sólo un abrazo, no hacen falta muchas palabras.

Empiezo a zanjar cosas y últimos preparativos… Leyre se despierta y me voy a la ducha, última ducha. Leyre se prepara y nos vamos pero, me he afeitado en plan tarzan y me he hecho un destrozo en el cuello, Leyre me lo tapa con un pañuelo, eso no para de soltar sangre, a ver entiéndeme no me desangro pero no deja de salir. Pillamos algo de desayuno en la cafetería de al lado de casa y vamos a la paya. Nos sentamos en un tronco y hablamos. Nos contamos cosas y el tiempo va rápido, se está genial, hace sol y un poco de aire, una maravilla de día.

20130822-142450.jpg

Toca volver a por la maleta, me quito el pañuelo y vuelta a sangrar, que espectáculo!!! Cogemos un bus, luego el tren y llegamos a la terminal, todo muy bien indicado.

Un tropel de gente para facturar!!! Madre que locura, le digo a Leyre que se vaya que aquí no hace nada, antes va y me compra unas tiritas para mi destrozo y nos despedimos con un fuerte abrazo y la promesa de vernos aunque sea una vez al año.

Allí me quedo, sólo y rodeado de gente.

Una mujer algo mayor a mi lado está intranquila por lo de su billete, la trato de relajar y le digo que se ponga delante de mi y si necesita algo que me lo diga, la ayudo con la maleta para subirla a la cinta y la mujer me lo agradece frotándome el brazo con fuerza, que tía!! Alemana tenía que ser. Jajajaja.

Facturo rápidamente y a caminar en busca de mi puerta, ya tengo ese sonido típico de ventilación de aeropuerto, de ruedas y mil colores y rótulos.

Paso el control sin problemas, y aquí estoy.

Sentado en una barra tomándome un te frío y escribiendo, la gente va y viene, sin saber que hacer, es gracioso y casi entretenido verles.

De momento poco más. Bueno si… Agitación en mi interior, nervios, y sensaciones… A ver si me meto ya en el avión a sobar.

Las 12:03 mis 3:03 en el cuerpo.

Estoy en Alemania ya, otra vez, en la puerta de embarque para el vuelo a Madrid, si no la cambian otra vez que ya lo han hecho, pero no adelantemos.

Embarco en Vancouver con algo de retraso. La gente se vuelve realmente estúpida cuando hay que embarcar. Yo de casualidad estaba sentado en el suelo al lado de la zona de fila y me puse de pie cuando empezó el embarque pero vi tal follón que me volví a sentar, madre mía, ni que se fuera a acabar el mundo. Que tenemos los asientos asignados!!! En eso da igual de donde seas. Hablando de nacionalidades, creo que el avión era un poco la ONU, había de todo, hasta un español, como en los chistes.

Llego a mi asiento y tengo por compañero un hombre alemán de la edad de mis padres, más serio que el mármol y menos comunicativo que una lechuga, que tío más suplicio. El hombre lee el periódico y lo único que entiendo es la palabra Merkel y la foto de la misma… El alemán y sus cositas…

Intento dormir pero nada, me pongo música, un par de discos caen mientras me tomo una bolsa de galletas saldas cortesía de la azafata. Una mujer que es un calco de una amiga que hace mil que no veo, un calco pero con 20 años más que mi amiga, tengo que decírselo, nota mental.

Vamos hacia el atardecer y pronto sólo hay oscuridad fuera, bueno realmente no es así. Es un colchón muy gris de nubes y en fondo durante todo el camino hasta taparnos con el sol una franja naranja y roja que asciende hacia un azul para dar paso a las estrellas, una estampa de postal. Pero yo quiero dormir.

La cena… Otra vez pasta!! No se sí volará con alguna compañía italiana vale, pero que vuelo con alemanes, me esperaba unas salchichas o algo así. Cuidado, no me quejo que estaba muy bueno, pero ya es la segunda vez.

Me veo en el iPad la película de italian Job, la nueva versión, ha servido para matar un par de horas, no especialmente recomendable, prefiero la antigua.

Nada, que no me duermo hasta… Que me duermo, he dormido como dos horas siendo optimistas, mi compañero de viaje se tira casi todo el viaje mirando la información del vuelo, eso de por donde vamos… Cuanto queda… Velocidad… Me aburro tanto que decido darme una vuelta por el avión. La vuelta consiste en ir al baño y sentarme en las escalarlas hasta que una azafata de belleza diabólica me dice que no puedo estar ahí. Del acojone que me meto casi voy corriendo a mi sitio parapetado por mi compañero, es como una estatua el tío.

Me ofrecen bebida y casi me pido un gintonic, lo dejo en un zumo de manzana y un vaso de agua.

Y más comida… Esta gente creo que nos entretiene a base de comer. El desayuno consta de una tortilla fluorescente, una especie de pisto, dos tiras de bacon elástico, un yogur, pan plastilina, mantequilla y mermelada. Me lo como por inercia mientras veo Iron Man 3 en la pantalla de mi asiento, ni la he terminado, miro por la ventana y admiro la organización urbanística.

Espera que me vuelven a cambiar la puerta de embarque, Jajajaja.

Pues eso, el vuelo de 10 horas ha sido duro, pero ya estoy más cerca, todo esfuerzo tiene alguna recompensa, madre que espeso estoy y que picor de ojos!!

Vuelvo a escribir, Jajajaja, como somos los españoles, quedan como 30 minutos para embarcar y ya hay cola, hasta una de las azafatas ha pedido que se sienten y no se ha movido ni peter, Jajajaja. Como somos.

Con más o menos media hora de retraso, o como dijo Leonidas… Marchamos!!!

Al lado tengo una pareja española de unos cincuenta y tanto… son majetes y hablamos un rato hasta que viene la comida, adivina que me han puesto. Pasta!!!! madre que pechá!!!

este vuelo se me hace tranquilo pero tengo un picor de ojos que para que.

llegamos a Madrid y ya se intuye el calor, echo de menos ese clima de vancouver… Por qué!!!! jajajaja.

me muevo por la terminal como pez en el agua y llega a la zona de maletas, tardan un huevo y parte del otro en sacarlas y siempre queda ese miedo de… llegará mi maleta? llegará entera? chan chan!!! ahi viene, uaua!!! que alivio.

He quedado con mi padre en la zona de salidas para que no tenga que aparcar y enseguida nos vemos, ha traído mi coche así que para distraerme conduzco. Me sonrio por que es como cuando me trajo hace un mes, hablamos casi de todo y también del viaje, jajajaja, así somos los dos, esa es nuestra relación.

espera que no te he dicho el calor que tengo, madre del amor hermoso, Vancouver mándame tu clima!!!!

Llegar a casa y ver a mi madre, pide silencio, Jorge duerme, me pongo a deshacer maleta y a parlotear. me doy cuenta de que huelo a cadáver al sol recocido y en su jugo, uyyyy. Subo a mi habitación y ya está, me doy cuenta con una gran tristeza de que la aventura se ha acabado.

Termino estas lineas donde las empecé, en mi cuarto, sentado en la cama.

Fin.

Pd, si te ha gustado o no esta aventura y te apetece contarme lo que te pareció te invito a ello y estaré encantado de leerte. aquí mi correo: javiersolerbernal@gmail.com

Hasta la vista

Anuncios

El día de las despedidas

El día empieza a una hora moderada, a eso de las 9 y algo, manda narices que sea en la penúltima noche cuando me despierto en plan normal. Jajaja.

Jorge se va a ganarse el pan y Leyre se pone con sus cosas, yo me pego una ducha y me voy a dar una vuelta, hemos quedado a las 12:15 para comer juntos en casa.

Hago parte del camino que hacia para ir a clase y me voy despidiendo de las calles, decido desayunar el en sitio donde Jorge y yo desayunamos el primer día, mientras estoy sentado releo algunas entradas de los primero días. El tiempo pasa deprisa pero también es cierto que he hecho un montón de cosas.

Término de desayunar y me voy a una librería, quería echar un ojo a cuentos y posible material para mi. No veo nada que me llame demasiado la verdad, lo que si… La sección de cocina de la librería, madre mía!!! Esto sería un paraíso para alguien a quien le guste cocinar, hacer pasteles, magdalenas…

Salgo y camino un poco por las calles.

Miro la hora y tengo que volver a casa, al llegar veo que Leyre está dándolo todo en la cocina y me voy a comprar una lechuga y un postre, poco después e volver otra vez a casa llega Jorge.

Comemos lo que ha preparado Leyre, que delicia… Unas setas portobello rellenas… Uhmm…

20130822-000230.jpg

Al terminar Jorge se vuelve a trabajar y yo le digo a Leyre que friego pero que me echo un rato antes pero… Llama Anita, que maja, es para poder despedirse de mi, así que quedamos en un rato. Friego todo y espero a que me de un toque… Me quedo roto en el sofá y Leyre me acompaña un rato, esto es vida.

Anita me avisa y tras verificar la facturación on line del billete de avión bajo. Ahí esta en su coche con Matt atrás dormido. Tras dos vueltas conseguimos aparcar y damos un paseo hasta la famosa heladería que ya conté. Hoy volvían a tener de mango pero he decido innovar y me he pillado uno de caramelo de manzana con galletas, riquísimo!!! Matt duerme y bajamos al paseo de la playa. Hace un sol que pica pero también hay brisa y se esta genial. Sentado en un banco charlamos de esto de lo otro, no se puede estar mejor, más maja esta mujer. Nos encontramos a María con una amiga suya que también van paseando, esto es como un pueblo, Jajajaja.

Hay que volver, Anita tiene que irse y justo Matt se ha despertado. Nos despedimos con un fuerte abrazo y la promesa de vernos pronto ya que van a Madrid en breve, me da pena no haber podido despedirme de Kike así que le mando besos a través de su mujer.

Vuelvo a casa y Leyre está muy concentrada con lo suyo, voy preparando la maleta tranquilamente, tampoco hay mucho que preparar la verdad, traía pocas cosas…

Llama Ana. Hemos quedado a las 20:30 en un bar todos para despedirme, me dice que si quiero ir antes a su casa, están ella y Elena allí. Me parece genial, así dejo a Leyre currar, justo llega Jorge y me voy.

La casa de Álvaro y Ana es muy bonita, con mogollón de cosas y detalles. Ahí están las dos preparando una salsa de tomate y yo sentado en un sillón mientras hablamos. Se hace la hora de irse pero antes de ir al bar pasamos por Correos, la familia de Ana le ha mandado embutido, Jajajaja. Es curioso, se lo mandan por correo ordinario y llega!!!

Nos toca esperar un rato, el bar está bastante lleno, justo tras sentarnos llegan Álvaro y Ale de su partido de fútbol, Isa casi a la vez y al rato llega Juan… Y más tarde Jorge y Leyre. No he podido despedirme de Ander (Batman), me da pena, con lo bien que se portó conmigo… Le escribiré desde España.

Unas cervezas y… Toca decir adiós. Son un grupo increíble, de verdad, no puedo usar más calificativos, estoy contento de conocerlos y triste por irme y no verlos. La promesa de vernos me hace ver un futuro de risas y cervezas, espero que ha precio español.

Jorge, Leyre y yo nos vamos a cenar, cenamos en el Japonés que les encanta, es nuestra última cena juntos pero lo hacemos como si fuera una más, hablamos de muchas cosas pero no del, ya no estaré aquí mañana.

Justo el último día había una cosa que me quedaba por ver. Los mapaches y hoy los he visto, no uno sino tres. La ciudad también se ha querido despedir de mi.

Y aquí estoy, Jorge en la cama y Leyre no se muy bien que hace por aquí dando vueltas.

Cansado, con sensaciones revolviendo mi cuerpo. Sabores y recuerdos.

Ha sido una experiencia grande, muy grande.

Gracias por hacerla posible.

Mañana será la última entrada pero por el tema avión, cambios de hora y demás será publicada el viernes cuando llegue.

Realmente esta es la última escrita aquí en Vancouver.

Último… Buenos días para ti, buenas noches para mi.

El día de flotar

El día empezó temprano y el anterior acabo tarde, así que imagínate… A eso de las 5:50 ya estaba despierto.

Algunas conversaciones cibernéticas y me vuelvo a dormir de vez en cuando hasta que a las 9 ya me levanto. Jorge se fue a currar y Leyre y yo estamos en movimiento por la casa.

El plan es hacer un poco de colada e ir a comprar, Leyre tiene que estar a las 13h en la biblioteca para cosas suyas… Tampoco voy a contar aquí sus cositas, no?

Reviso cosillas y ella mientras limpia el frigo, el tiempo se nos hecha encima y acabamos modificando un poco los planes, ella se va y yo me quedo por que la secadora aún no ha terminando. Cuando esta termina la recojo, doblo y me voy a comer algo y vuelvo a casa, Leyre no tiene llaves, las tengo yo así que… Al llegar a casa me medio adormilo pero… Me doy cuenta de que no se dónde esta el interfono en este casa, me pongo a buscarlo y nada, total que tengo que mandar un Mail a Jorge para solventar esa duda existencial, Jajajaja. Resulta que lo que yo creía que es un teléfono es un interfono, canadienses y sus cositas…

Llega Leyre y nos vamos a comprar, pero como no ha comido primero la acompaño, me pillo un batido y madre del amor hermoso, que densidad!! No hay humano que se lo acabe. Canadienses y sus cositas…

Comprobamos y mira el precio del queso manchego en Canadá.

20130820-234103.jpg ahí es nada, a ese precio súmale el 5% de tasa, creo que es el 5, no me hagas mucho caso. Y el azafrán? Pues $17 más las tasas un bote del tamaño de 1cm cúbico. Canadienses y sus cositas…

Volvemos a casa tras la compra y me tiro a descansar un poco, lo necesito, el cuello aún me molesta. No me duermo pero si descanso ahí tirado, tranquilo… Me levanto y charlo con Leyre, Jorge llega y me escondo, el cree que estoy dormido y le meto un susto de esos que voy pegando por el colegio, Jajajaja, que malo soy!! Huelo a azufre… Iré al infierno, pero me encanta. Su cara es un poema y acabamos los tres de risas.

Nos tenemos que ir, vamos un poco tarde además, vamos a… Float house, y eso que es? Pues te cuento… Recuerdas que fuimos Jorge y yo a una cosa que hubo un problema con la reserva? Pues es esto, aquí la web. float house

Se trata de unos tanques de agua salada y de la misma temperatura que la corporal para flotar y no sentir nada, es una manera de relajarse. Tienes tu sala en la que esta el tanque, una ducha, un albornoz, toallas y unos tapones. La sal es agresiva y peligrosa, tienes que protegerte un poco y ponerte bien los tapones.

20130820-234814.jpg
Al principio entre como muy a tope y no, así no. Me senté y jugué con el agua, más tarde ya me tumbe y fui acostumbrando me, pero es difícil, la postura del cuello era un poco rara. Flotas, tienes medio cuerpo fuera y es raro al principio. Estuve jugando a lanzarme de un lado a otro, a mecerme y finalmente busqué la relajación. La encontré pero no duró mucho, el olor me distraía, eso y que me corte un dedo del pie en la isla y la sal me estaba cauterizando, jajaja. Con todo una experiencia más. Te dan 90 minutos máximo, tu sales antes si quieres.

Yo estuve como 75 minutos y me salí. Me duche a conciencia para quitarme la sal y salí, Jorge ya llevaba un rato fuera, a el no le ha gustado demasiado, a Leyre si, apuro hasta el final. Cuestión de gustos.

20130820-235322.jpg

Parece que no pero estoy cansado, la experiencia cansa.

A casa y a cenar unas pizzas riquísimas, ahora son las 23:54 y mis anfitriones se fueron hace un rato a dormir, yo me voy a ir en breve también.

Poco a poco huele a despedida… El viaje se acaba…

La luna está preciosa.

Y aquí la versión de la Credence

Buenos días.

El día del dolor de cuello

23:43 y a tocar el piano.

Me desperté pronto, sin el sonido del mar, ni las vistas espectaculares pero si me desperté con dolor de cuello. En Elfinalau cogí frío, pero gracias a las manos sanadoras de Ana la cosa mejoró.

Jorge se despierta un rato después, hoy vuelve al trabajo. Yo sigo en la cama revisando mensajes y mails varios.

Me vuelve a quedar dormido hasta que escucho a Leyre ir a la ducha, sigo en la cama, creo que estoy algo perezoso. Leyre va como de puntillas por la casa hasta que le digo que no se preocupe que estoy despierto, nos echamos unas risas y ya me levanto.

Me prepara un te y tras la ducha nos ponemos cada uno con su gadget a hacer cosas varias. Reviso historias, leo un par de otras atrasadas y poco más. Hemos quedado con Jorge en su trabajo para ir a comer juntos. Ana nos llama y quedamos un poco antes con ella y con Elena, Ana se va a currar y Elena se viene con nosotros.

La mañana estuvo muy bien, Leyre y yo aprovechamos para hablar y conocernos un poco más, vida, proyectos, inquietudes. Es una buena mujer, Jorge es afortunado y lo sabe, jajaja.

Tras despedirnos de Ana nos vamos a comer, pero no vamos a un sitio cualquiera, vamos a un italiano que a Jorge le encanta y que hemos intentado ir tres veces, esta vez fue a la cuarta va la vencida.

20130819-235718.jpg
Mereció la pena la espera? Si, así de simple.

Jorge tiene que volver al curro. Elena, Leyre y yo nos vamos a dar una vuelta, pasamos por un par de tiendas y acompañamos a Elena a sus compras típicas de souvenirs para la familia y amigos. Me doy cuenta de que me muevo totalmente seguro por la ciudad, que se ubicarme ya perfectamente, pero… El jueves me voy, bueno espera, que aún queda. Jajajaja.

La cabeza me duele, el dolor me molesta bastante y tras vividera varias tiendas nos tomamos un café y aprovecho para alguna mini conversación cibernética y descansar un poco.

Reanudamos la marcha y vemos como el sol pica, vuelve el buen tiempo, tanto que es vamos por la sombra.

Leyre se va hacia casa y yo acompaño a Elena a ver los totems de Stanley Park que aún no los conoce. Bajamos y hacemos el recorrido, la cabeza me está dando por saco, pero ahí seguimos cuán jabato!! Llegamos!! Y tras una vueltecita le digo que yo me retiro que si ella quiere que siga por el parque, le indico un poco como ir. Es un parque enorme, medio millón de árboles, el segundo o tercer parque urbano más grande del mundo, apunte Wikipedia. Me dice que ya se viene conmigo, hablamos con Ana y han quedado en su casa. Volvemos pero por otro camino. Uno nunca termina de asombrarme de los árboles que hay aquí, de su tamaño, de su colores, es increíble.

Ya en casa. Leyre esta echada en el sofá y yo la imito, caemos redondos. Llega Jorge y tras una breve conversación caemos los tres. No se la hora pero ellos se ponen a trabajar, yo sigo durmiendo. A eso de las 20h me despiertan con música suave, que majetes, yo hubiera puesto Ac/DC, Jajajaja.

Toca moverse, hemos quedado para despedirnos de Raquel y Carlos, se van el miércoles a empezar un nuevo proyecto en París.

Risas, conversaciones, un buen rato.

Vuelta a casa, no hemos cenado y Jorge y yo nos hacemos unos boles de cereales. Ahora son las 00:08 y estoy aquí en el salón, Jorge y Leyre hace un rato que se han acostado, ahora voy yo.

Parece que la cabeza y el cuello van mejor.

Buenos días.

Pd, la luna hoy esta preciosa, llena, redonda, iluminada, limpio el cielo de nubes hace de faro. Hace mucho que no me pongo cursi, Jajajaja.

El día de los 3 días

Finalmente pese a escribir cada día por la noche lo pongo todo en una entrada, las fotos van al final del todo… Comienza…

El día de la llegada a Elfinlau

Son mis 2:20 y estoy en una nube, una nube donde se ven las estrellas y casi puedo tocarlas mientras escucho el agua a escasos dos metros de mi pero… No adelantemos acontecimientos.

El día se levanta medio gris en Vancouver, se levanta temprano pero yo no demasiado, he dormido de una tirada, con muchos sueños pero de una tirada.

Jorge va al ordenador y terminar de preparar cosa para el viaje, Leyre duerme yo en mi cama, despierto pero sin levántarme, hay tiempo.

Es hora de ir a por el coche, ducha y a la calle, intentamos coger un car 2 go pero no vemos ninguno, llegamos a la tienda de alquiler de coches y nos toca esperar un momento, mientras Jorge y yo hablamos de esto… De lo otro… Ya nos toca, decidimos pillar el GPS como extra, es dinero bien invertido, jajaja.

Vuelta a casa, cada cual tiene su misión. Jorge hace la tortilla, Leyre coloca las cosas, yo busco y configuro el GPS, ya sabes… Apartitos…

Me tiro un rato en el sofá, hay que ir a comer, a sacar dinero y comprar algo de vino.

Es la primera vez que voy a una licorera aquí, es muy muy caro el alcohol, pero muy caro. Además de que no se puede consumir nada en la calle, ni una cerveza, te lo recuerdo por sí lo has olvidado, jejejeje.

Comemos y no nos damos cuenta de la hora, se nos ha hecho tarde!!! Rápido a casa y a cogerlo todo!! De ahí a casa de isa. La pepa nerviosa, es la perrita de isa y ale. De ahí a casa de María, tetris de maletero nivel 6 y… Camino!!!

Atascazo al salir, atasco de los de… Mátame por favor!! Pero todo tiene su recompensa.

No se muy bien la hora, las 15:30 o por ahí. Llegamos a una gasolinera que es el punto de reunión, viene un hombre, el dueño de la isla a la que vamos y nos dice que le sigamos con el coche, vamos a los muelles, cargamos el barco y rumbo a la isla.

Es una isla grande, preciosa, toda arbolada, llegamos rápido, y como describo esto? Creo que no puedo. Son Cabañas incrustadas en la isla, todo de madera, es una pasada.

Colocamos las cosas y al agua, está fría pero soportable. Una delicia, la vida aquí pasa de otra manera. La gente empieza a llegar, se acomodan, cenamos, hablamos, reímos, cantamos, ale toca la guitarra, yo algún cuento…

Y ahora estoy a las 02:37 tumbado escribiendo con una sola mano mirando al cielo.

Se que he escrito mal esta entrada pero no me sale de otra manera, lo mejor será ver las fotos.

El día de la aventura

A eso de las 5:30 suena el despertador de Fran, una de mis compañeras de cabaña. Me desvela pero me encanta, el sonido de las olas contra las rocas vuelve a absorber mi atención mientras mis ojos están clavados en el paisaje del lago… No existen muchas maneras de despertarse mejores, no crees?

Me bajo al lado de agua, pero al rato me apetece volver a mi cama, estar bajo la manta y cerrar los ojos, el día se despierta con muchas nubes y poco calor.

Creo que eran como las 8:30 o así cuando decido vestirme e ir a la zona con más gente por sí alguien se ha despertado, veo a kike con Matt, Leyre y Jorge empezando a desayunar, justo baja también Ana, no me lo pienso y desayuno con ellos. Un poco de leche de arroz con avena, cliente y sabroso para el día. Friego los cacharros y… Que mejor que un baño en el lago para activar el cuerpo?? Nada!!! Allá que voy, se unen a mi ale, Jorge y kike.

Es difícil de describir el meterse en el agua de lago, esta fría, te pica pero a la vez te llena de energía y te invita a aguantar un poco más. Un par de chapuzones y como nuevo.

Un poco de conversación por aquí y por allá, me quedo un rato sentado en el muelle, sólo, tranquilo, mecido con un poco de fuerza por el agua del lago, perfecto.

Justo una de las duchas esta libre, a por ella!! Uhmm un poco de agua caliente también sienta bien. Realmente aquí pocas cosas sientan mal

Decidimos salir a hacer una pequeña excursión a unas rocas altas. Juan se va por otro lado a hacer fotos y María se queda para escribir.

El terreno es muy polvoriento, con árboles caídos y piedras muy angulosas pero soportable, llegamos a la primera roca. Unas hermosas vistas con un poco de brisa, el sol lucha con las nubes.

Segunda roca, algo más arriba, una vista espectacular. Sigo a Álvaro y Jorge y salimos un poco más.

A partir de aquí ya no hay camino, sólo seguimos Jorge, Álvaro, Ana, Elena, Fran, José, Ander (Batman) y yo, el resto vuelven a las Cabañas.

Subimos y nos adentramos un poco, encontramos un poco de bajada y creemos es un calle. No lo es, jajaja. Bajamos y la zona tiene más humedad, todo esta llevo de musgo, las ramas de los árboles es como si lo chorreasen, ahora todo es verde fosfórito.

Avanzamos… Mucho tronco en el suelo, muchos podridos que engañan al pie. Salimos de la zona húmeda y la cosa se complica un poco, pero… Parece que hay algo… Una cala!!! Una cala pequeña de rocas cortantes, uno de sus lados acaba casi en roca. Venimos cansados, sucios por algún que otro resbalón y alguna que otra magulladura.

Toca bañarse, bañarse en ropa interior, todos!! Acabamos ahí en el agua sintiéndose en el ambiente paz, tranquilidad, amistad, alegría, euforia… Y otros tantos sabores. Algunos se lanzan desde una roca y los demás no paramos de reír. Que gran momento!!! Que grande!!!

Hay que pensar en volver, tras vestirnos empezamos a buscar la manera de salir. El principio fue complicado, y tras algún resbalón conseguimos subir y empezar a movernos con cierta ligereza. Encontramos el camino de vuelta… Las ganas de llegar sin proporcionalmente tan grandes como el hambre.que gran momento!!!

Llegamos, y al lago a volver a depurar los cuerpos.

Poco a poco se va preparando la gente para el tema de la comida… Se come y yo tras terminar siento que quiero probar la hamaca de mi cabaña, así que allá voy. Me subo en ella y compruebo lo cómodo que estoy, que agusto!

No me duermo, imágenes a mil pasan por mi cabeza, como si hubiera estado en reposo y justo al tumbarme todo viviera de golpe. Intento relajarme, y lo consigo, pero no me duermo.

Me voy a las otras Cabañas, acabo al rato metido en la sauna con Maria, luego vienen vero, Ana y Ana. Salir de la sauna e ir corriendo a tirarte al lago es una experiencia única! Lo siento no se describirtela mejor.

Risas, conversaciones, música, y algún cuento amenizan nuestra tarde. El sol sale por un momento y aunque no duró mucho. Da igual, es todo genial!

Preparación y ejecución de la cena, tras ella juegos y risas… Que me llevan ahora a la cama a no dejar de sonreír, saboreando el presente, exprimiendolo y a la vez recordando con nostalgia.

Me voy a dormir, las nubes no me dejan ver las estrellas. Pero si veo reflejos de la luna en ellas y el mar vuelve a mecerme para dormirme.

Voy a dormir…

El día de la puesta de sol.

Me levanto tarde, serán las 9 y pese a esa hora no hay apenas nadie despierto, sólo los pequeños, y claro, sus padres. Jajaja. Ha llovido un poco y las nubes están bajas, sin embargo no hace frío, se está bien. Me doy una vuelta y veo Ander (Batman) pegarse un baño en el lago de buena mañana.

Ana y Elena salen de su cabaña y nos ponemos a hablar, Álvaro sale y va directo a un baño en el lago… La gente empieza a despertar.

Toca ir recogiendo y preparar algo de comida para llevarnos. Empiezan los viajes de vuelta con el barco y cuesta marcharse, me voy en el último viaje como queriendo coger algo.

Ha sido un momento genial, unos días mágicos. No puedo escribir mucho, recuerda que abajo verás muchas fotos.

Proponemos ir otro lago cercano a comer y estar un rato, otro sitio precioso, allí comemos. La gente sigue como en una nube pero se nota que vamos bajando de ella. Lo he pasado genial y ha sido en gran parte gracias a la gente, son un grupo muy bueno, cada cual con sus cosas. Álvaro, el hombre serio y poco impresionable. Ana, dulce y lanzada. Elena, graciosa y simpática. Ander (Batman) y su incapacidad de mover el labio superior. Fran, y su voz dulce. José, el César de la isla. Kike, siempre con sonrisa. Ana, y sus manos mágica. Matt, la mascota. Juan, y su cámara. María, y su humor. Ale, y su guitarra. Pepa, y sus cositas. Isa, y sus juegos. Leyre, de acuerdo??? Jorge, el explorador. Y por otro lado la familia de guille y vero que he hablado poco con ellos pero también muy buena gente.

Es hora de volver y echo una cabezada en el coche, y eso es raro, ya que conduce Jorge y me frío poco, Jajajaja.

Aprovechando que tenemos los coches dicen de ir a una playa que esta en la universidad de British Columbia. Antes parada a pillar algo de cena y a dejar a la pepa. Para llegar a la playa hay que bajar como mil escalones, madre mía que locura de escalera…

Y culminamos el fin de semana de sueño con la puesta de sol en la playa.

Vuelta al hogar. Jorge y yo vamos a devolver el coche, Leyre se curra la colocación de las cosas.

Las 23:07 y Jorge se va a dormir, mañana trabaja. Leyre esta a mi lado, los dos con nuestras cosas, ella con una mano sujetando la cabeza, yo golpeando el iPad y saboreando.

Voy a intentar poner las fotos en orden más o menos cronológico.

20130819-001056.jpg

20130819-001112.jpg

20130819-001130.jpg

20130819-001147.jpg

20130819-001216.jpg

20130819-001241.jpg

20130819-001308.jpg

20130819-001333.jpg

20130819-001355.jpg

20130819-001413.jpg

20130819-001433.jpg

20130819-001500.jpg

20130819-001532.jpg

20130819-001558.jpg

20130819-001620.jpg

20130819-001639.jpg

20130819-001739.jpg

20130819-001753.jpg

20130819-001808.jpg

20130819-001826.jpg

20130819-001838.jpg

20130819-001853.jpg

El día de andar y andar

A ver… Que narices hacen a eso de las 3 de la mañana moviendo unas máquinas y liando un jaleo importante… Estos canadienses… Como cabras. Resultado, que me desvelo y me cuesta bastante dormirme. Lo consigo pero ya no es igual.

Ander (Batman) vuelve a jugar a los espías y va por casa sin hacer ruido hasta que le digo que estoy despierto. Hablamos un poco y me dice que Ana se va a poner en contacto conmigo por que ha venido una amiga suya y quedé en enseñarle un poco la ciudad. Así soy yo, jajaja, llevo aquí nada y menos y voy de guay y de guía.

El día está más gris que ayer y llueve de vez en cuando, lo hace de manera suave, me encanta!!!

Contacto con Ana y con Elena y quedo en un rato, pero tengo antes que bajar a casa de Leyre y Jorge a cambiarme. Cuando ya estoy allí me escribe Ander que por favor le vacie el frigo por que vienen hoy a cambiarlo. Como me voy a negar? Además pilla de camino a casa de Ana y Álvaro para recoger a Elena. Otra vez para el piso de Ander, se lo dejo todo recogido y para casa de Ana y Álvaro. Menuda manera de empezar el día.

Me desespero un poco por que no encuentro a Elena, subo y bajo la calle como cuatro veces hasta que aparece. Elena también es profesora, es de educación especial. Muy maja ella, no sabe la que le espera, Jajajaja y digo, Jajajaja.

Le meto una paliza de andar que ni las que me metía Jorge y encima ella con el jet lag, una visita que cruza de lado a lado, subimos al mirador, que si al reloj de vapor, que si sitios representativos, que si Chinatown, allí dentro el jardín aquel… La pobre no sabe donde meterse, de ahí cruzamos al otro lado de la ciudad y paramos para comer, unas hamburguesa de alto nivel ricas ricas. Pero ahí no paramos, al seawall para bajar la comida y que conozca esa parte, le voy dando datos y finalmente la acompaño a casa de Álvaro y Ana, la pobre ha tenido que acabar loca!! Yo lo he hecho con toda mi buena intención.

Y ahora… Pues Ander me pide que eche un ojo al frigo y meta las cosas dentro. Que día de no parar, y esto son vacaciones?!?!?! Jajaja, allá que voy. Desde su casa contacto con Leyre y Jorge y quedamos en su casa para ir a comprar las cosas para el fin de semana, y… Que pasa el fin de semana??? Pues qué nos vamos toda la tropa a una isla!!! Ahí lo llevas.

Es el momento de decirte, a ver… Ehh. Allí no hay wifi como es normal. Eso significa que hasta mi domingo noche, tu lunes mañana no creo que pueda publicar las entradas del viernes, sábado y domingo. Aún no se sí haré una entrada con todo o iré escribiendo cada día y en la misma entrada dividiré en días, aún no lo he pensado, no me agobies!!!

Bueno, sobre todo es que no te asustes ni avises a la embajada ni a mis padres por que no encuentres entradas estos dos/tres días.

Volvamos a mi día speedico (recuerdas de donde viene esa expresión?) me río yo sólo, esto es preocupante.

Espero en casa de Leyre y Jorge a que vengan y me hago un lío, no se sí tenía que esperar abajo, si arriba, así que no se que hacer hasta que me tiro al sofá y digo, ya me mandará el universo una señal. Y ahí esta la señal, era en casa, entran los dos y nos vamos carro en mano a comprar.

Tras toda la compra vuelta casa y a preparar comidas e historias. Como conozco a Jorge en la cocina le digo, dime lo que quieres que haga y lo hago, así soy yo, un tío que sabe amoldarse. Un poco de pelar patatas y otros menesteres, mientras suena…

Ahora le tengo tocando el tambor en mis hombros, lo que tiene que aguantar uno… Y ahora suena…

Y ahora no se que haremos de cenar después de tanto cocinar, jajaja. Veremos…

20130815-193501.jpg

Sigue lloviendo y sigue el fresco, nos ponemos a escuchar música, a charlar, cosas de casa vamos.

Cena de casa, leche con cereales y poco más. Una tarde tranquila, sabrosa. Y un poco de humor.

De momento es todo, para que más?

El día de pencar

Hola qué tal? Nunca pregunto, siempre vengo y suelto mi rollo y no me cuentas nada… También es por que es mi, y digo mi, blog, Jajajaja. Es broma, si quieres contarme algo adelante, te leo.

El día empieza temprano, he dormido bien en el sofá de Ander (Batman), el pobre se levanta y va por la casa como un fantasma para no despertarme, en su propia casa!!! Que grande!! Hasta qué le digo, ehh… Estoy despierto, y nos echamos unas risas. Eso de empezar el día con risas siempre es bueno.

Se va temprano a ganarse el pan y yo me pongo a leer y a navegar por el basto mundo de internet. Tras un rato, no se cuanto la verdad, que todo quieres saberlo… Jajaja.

Me pego una ducha, recojo mis cosas y salgo. Eso si, dejo una nota de agradecimiento, que te pensabas? Soy un tío educado.

El día esta gris, pero gris gris, las nubes bajas y hasta algo de fresco. Un latte y a caminar por la playa, camino poco la verdad, más bien busco un sitio y me siento. Que bien se esta aquí! Que tranquilidad… El fresco, refresca mi mente, como hilo ehh. Vienen muchos recuerdos a mi, muchas cosas que parecen lejanas y realmente no lo son tanto, sensaciones y cerrando los ojos un poco hasta puedo ver ciertas cosas otra vez. Una sensación que me llena y vacía a partes iguales, simplemente sentirse vivo.

Leo un rato pero.., el iPad es un aparato de interior, no se puede leer fuera con el, no se ve nada, si jobs levantara la cabeza… Que le vamos a hacer, seguiremos mirando el mar y los barcos.

Miro el reloj y es casi la hora a la que he quedado con Leyre y Jorge en su casa. Me voy para allá, entro, nos saludamos y preparamos para nuestra quedada con Ana, mi cómplice y Matt. Antes de eso Jorge y yo vamos a Correos a unos trámites de Jorge.

Ya estamos todos y nos vamos a Granvill St, ya estuve en esa zona hace bastante, el día de las bicis con Antoko, Cuca, Ander y Jorge. Esta vez vamos en coche. A ver, circular por esta ciudad es… Diferente. La ciudad tiene una organización en cuadrados, es decir, todo son calles rectas paralelas e intersecciones, no tienen rotondas, si una cosa parecida pero muy pequeñas en zonas residenciales, en la calles normales nada, son todo cruces. Imagina en un momento de algo de tráfico el tema girar, es lento pero es cierto que aquí funciona así y la gente va como más tranquila con el coche. Creo que es otra manera de conducir, nada más.

Llegamos al sitio en cuestión, es un vegetariano que tiene muy buena pinta pero no se que pasa que al pedir o lo hicimos mal o no se enteraron y fue todo un poco caos, al final se solucionó y hasta sobró comida, tanto es así que vi un Apple pie y al final no pude probarlo por todo lo que había comido. Conversación, jugar con Matt, comer… Todo ello en una terraza y bajo la lluvia que empezó y trajo consigo una brisa pesada de bochorno incómodo pero soportable.

Tuvimos un momento mr bean, Ana y Leyre se fueron a cambiar a Matt, yo terminaba de recoger la mesa y Jorge había ido a echar más dinero al parquímetro. Jorge volvió a la terraza y nos quedamos allí los dos, pasa el tiempo… Tanto que decimos, o están duchando a Matt o se han ido estas mujeres. Nos llaman por teléfono, que donde estamos? Pues dónde antes, ellas son las que se han pirado, jajaja. Ellas estaban delante esperando a que saliéramos, jajaja. Así estuvimos como 15 minuto, unos en un lado otros en otro. Absurdo.

Ha dejado de llover y nos vamos a un par de tiendas, en una Jorge y Leyre buscan unos cojines y yo me pierdo un poco por ella mirando cosas. Justo al lado hay una tienda de aros, así de simple, aros, con un tocadiscos y un cartel que invita a que pongas la música que quieras entre su repertorio, cambio de canción y subimos al pequeño Matt en una tarima y nos ponemos todos a bailar. El encantado? No… Que va!!! De hecho antes lo lleve en hombros y el tío de la risa casi se nos mea y todo.

Por ahí suena…

Un te rápido y nos vamos, Ana tiene que irse y nos vamos al trabajo de Kike. Allí conozco fugazmente a Verónica y Guille. Muy majos ellos.

Ana se va y la cambiamos por Kike. El día sigue gris pero no ha vuelto a llover, vamos desde el trabajo de Kike hacia el Canadá place y allí por el paseo. Paramos de vez en cuando por que Matt esta haciendo cosas de niño, que si veo esto, que si quiero ver aquello, es un bichito de rizos rubios. Empieza a llover, al principio suave, luego más fuerte, pero nos mantenemos impasibles, a mi me encanta…

Al final tenemos que meter a Matt en el carro y acelerar un poco para llegar a casa, hace un poco de frío para el pequeño. Llegamos casi a la vez que Ana y allí nos despedimos.

Subimos a casa y mientras Jorge nos prepara la cena Leyre y yo hablamos, me pregunta sobre mi trabajo y le cuento, creo que entre el jet lag y la chapa que le he dado tiene que esta medio mareada la pobre. Jajaja.

La cena, exquisita, Jorge cocina muy muy bien, y tras la cena? Pues me voy, me vuelvo a casa de Ander para dormir. Estos dos necesitan estar juntos sin el pesado de javi por ahí danzando. Ander me acoge en su hogar, bueno, he entrada con las llaves, más bien, me cuelo en su hogar. Hablamos un rato, vemos un capítulo de arrow y se va a dormir. Yo mantengo alguna conversación cibernética que me hace reír y aquí estoy, escribiendo.

Buenos días para ti, buenas noches para mi. Ya sabes, si quieres contarme algo… Jajaja.